¿Por qué trabajar en un Coworking (Espacio de trabajo compartido)?

Mientras algunas empresas y profesionales siguen pensando en tener su propia oficina bajo el modelo tradicional, es decir, comprando o arrendando, pagando administración, servicios, internet, aseo, etc, otras están encontrando en el modelo de Coworking la mejor forma de enfocarse en la razón de ser de su negocio.  Pero, ¿ este modelo es sólo para emprendedores y millenials?

Todos sabemos que el mundo avanza muy rápido por eso los profesionales independientes, pymes y en general los emprendedores de hoy, han encontrado el mejor apoyo en el sistema de trabajo en espacios compartidos o Coworking; que sencillamente les permite concentrar todos los esfuerzos para lograr resultados exitosos, sin tener que desgastarse con la adquisición de dotaciones, grandes inversiones inmobiliarias o procesos administrativos permanentes para el funcionamiento de sus empresas.

Las nuevas generaciones no solo conforman el mundo empresarial, sino que lo activan en forma permanente generando y participando en comunidades, donde el objetivo es compartir experiencias, generar ideas innovadoras y crecer en conjunto sin perder la creatividad y la visión de negocio que origina sus proyectos. Se habla de un hombre moderno, independiente, que no se apega a nada; pero no puede olvidarse esa parte que lo hace realmente diferente y que tiene que ver con su interés por generar ideas nuevas, crear empresas y proyectos innovadores y sostenibles que impacten verdaderamente su comunidad, y aquí es donde el Coworking entra a ser la solución.

El coworking está creciendo en Colombia, hoy 20% de las empresas del país han migrado a este modelo de oficinas compartidas. En la región los tres países con más desarrollo de coworking son Argentina, Chile y México donde cerca del 70% de las empresas han adoptado el modelo de acuerdo con cifras presentadas por Colatam (Primera red de espacios de colaboración y Coworking de Latinoamérica). Fuente Indias Digital Travel

UN ESPACIO ESPECIAL HACE LA DIFERENCIA 

Los nuevos empresarios y líderes de equipos innovadores llevan en sus cabezas todo un mundo creativo y lo apoyan con el manejo de ayudas tecnológicas que les permiten llevar su información a todas partes, entonces, ¿por qué no darse la oportunidad de trabajar en un ambiente soñado sin realizar grandes inversiones y sin tener que preocuparse por el pago de recibos, el control de insumos, la seguridad o los horarios ?

Según la Encuesta Global de Coworking 2018, realizada por Deskmag para 2022 habrá 5.1 millones de personas utilizando oficinas de trabajo colaborativas, lo que implica un crecimiento anual del 24.2%. 

Así, el auge de trabajar en espacios compartidos a los que cada vez es más variado el tipo de equipos  y empresarios que decide cambiarse, hace que el mayor reto esté en ese ambiente especial y algunas veces hasta aspiracional por el que los diseñadores de Coworking trabajan incansablemente para crear identidad y cultura de servicio que hagan a sus clientes sentirse parte de una comunidad con la que vale la pena compartir expectativas, proyectos y experiencias.

La realidad y el crecimiento vertiginoso del modelo en la región, también es resultado de una globalización que hoy mueve el mundo de los negocios y  si bien implica grandes esfuerzos y poco tiempo, no tiene por qué negar a quienes trabajan en ella un espacio de trabajo cómodo, moderno, especial y diferente hecho para que crezcan las ideas y se desarrollen los proyectos. 

UNA SOLUCIÓN PARA TODO TIPO DE GENERACIONES Y EMPRESAS

Como muchas innovaciones que han marcado los últimos años, el coworking es un sistema que nace de la generación millenials, pero sus ventajas lo han transformado en la mejor opción para empresarios y profesionales de todas las edades, estratos y actividades económicas, pues su principal cualidad está en el interés común por lograr ahorros en acciones administrativas que desvían los recursos cuando estos pueden ser concentrados en el desarrollo real de los proyectos y equipos de trabajo.

Un negocio que nació para responder a esos emprendedores que dedicaban algunas horas a desarrollar sus ideas en la mesa de un café ubicado en la zona de su preferencia, es ahora todo un modelo de negocio que adoptan diferentes empresas alrededor del mundo, y que además, genera una gran influencia e impacto en sectores como el inmobiliario, que ha encontrado en este tipo de negocio la manera de dinamizarse potencializando los espacios y generando ingresos permanentes a sus propietarios minimizando los riesgos de desgastes físico de los espacios, incumplimientos de contratos, trámites y seguros de arrendamiento, etc. 

En el modelo Coworking, los servicios se contratan por adelantado y el cliente decide la frecuencia con que los va a utilizar, aquí no hay tiempos muertos, cada negocio funciona de acuerdo al ritmo que el cliente mismo le imprime y si después de una buena jornada de trabajo quiere relajarse y compartir un café con algún otro coworker, entonces entenderá realmente la ventaja de trabajar en un espacio compartido. 

La tendencia es mundial y Colombia no se queda atrás, las estadísticas del sector señalan una tendencia en crecimiento que si continúa como va permitiría a las empresas de coworking tomar del 10 % al 30 % de la oferta de oficinas, liderado por ciudades como Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali.  Hoy el 20% de las empresas del país han migrado a este modelo de oficinas compartidas. Fuente: Kienyke Emprendimiento y Economía.

Habla con Nosotros!!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?