Jefe en cuarentena

Mientras muchos líderes se sentían preparados para liderar equipos virtuales, otros entraron en pánico con la sola idea de no tener a su equipo al lado.  Los expertos dicen que el Coronavirus y todo lo que lo rodea ha sacado lo mejor y lo peor de algunas personas.  Los líderes empresariales no se escapan a esta afirmación.  Unos lo han hecho bien e incluso hoy han fortalecido su liderazgo y otros se volvieron la pesadilla de sus colaboradores. ¿Usted en que grupo está? ¿Qué ha hecho bien?  ¿En qué definitivamente necesita mejorar?

Hay varias corrientes que hablan de liderazgo y he tenido la oportunidad de formarme o conocer de cerca algunas de ellas y créanme ninguna habla del liderazgo en una situación como la que estamos viviendo. También se han definido estilos de liderazgo, el autoritario, el participativo, el transformacional, en fin, lo que hay es teoría.  Sin embargo, no creo que aún nadie haya hablado del “Liderazgo en época de pandemia”, lo cual no es igual al liderazgo en épocas de crisis.

Actualmente líderes con o sin experiencia manejando equipos virtuales se enfrentan al reto de lograr sus objetivos, mantener al equipo comprometido, mientras enfrentan sus propios desafíos como empresarios, responsables de área, esposos, padres e incluso, su soledad. Aunque no lo parezca, un líder entre más crece en una empresa, más sólo está.  Y lo peor, todo el mundo está esperando algo de él.  Desde la junta directiva y los socios, hasta el empleado de menor nivel en su empresa esperan que tenga la fórmula mágica que les baje la ansiedad y les dé algo de tranquilidad. 

Por eso considero a los líderes, por que tienen sobre su espalda una gran carga, que los lleva a cometer errores, con sus equipos, en su casa, con sus propios jefes y que están solos en la gran mayoría de los casos. Entonces, quisiera compartir 10 recomendaciones para la generación de líderes “Covid-19”, que pueden sonar conocidas y hasta obvias, pero que a veces en el día a día las olvidamos:

  1. ¿Cómo están?: En este momento en el que todos tenemos dificultades es imperdonable para un líder pasar derecho a un tema laboral si preguntar ¿Cómo está? ¿Cómo se ha sentido? ¿Y en su casa, cómo van las cosas? Puede sonar obvio, pero he escuchado testimonios de personas a las cuales esto les indigna y pesa más que la reducción de salario que tuvieron que aceptar.
  2. El tiempo es oro: Como líderes  debemos pensar que todos en las casas tenemos cosas que hacer.  Ayudar a los hijos con las tareas, cocinar, pagar cuentas, hablar con la familia, por eso las reuniones y llamadas de trabajo deben ir al punto, sin perder tiempo.  También es clave que se acuerden horas de disponibilidad y tiempos de reunión y respetarlas. No caigamos en el error de pensar que tele trabajar en este momento es igual a tener al empleado en la oficina. Por favor no abuse de la frase “discúlpame por contactarte en este momento, pero…”.
  3. Sea claro: Evite transmitir la incertidumbre que usted tiene a su equipo.  Esto no ayuda a la productividad.  Sólo cuando tenga información clara y concreta trasmítasela a su equipo. Actúe como filtro y sólo páseles la información que genera en ellos algo positivo.  Es muy común pensar que, si yo le digo a mi empleado, por ejemplo, “están pensando en cerrar la Empresa”, él esté más comprometido y esto es un gran error.  Hasta ahí llegó su productividad. Las cargas de los dueños o de los Directivos no deben ser las mismas de los colaboradores. No se victimice, usted es el líder, el protagonista.
  4. Reconozca:  Muchos líderes piensan que como la empresa está en tiempos difíciles el reconocimiento es mantener el empleo y salario.  Hoy más que nunca la gente tiene que saber que su trabajo es importante, valorado y que lo está haciendo bien. Siga la regla de oro “reconocimiento en público, retroalimentación en privado”.  La virtualidad no es disculpa para retroalimentar, reconvenir, reclamar, en público a nuestro equipo.  No hay nada peor que un líder retroalimentando a una persona en una conferencia con otras personas en línea.
  5. Verificar, Ajustar:  Es clave tener reuniones frecuentes en dónde se valide cómo va el trabajo y si es necesario ajustar el funcionamiento. Si están claros los objetivos, si tenemos los recursos necesarios, si está fluyendo la comunicación, etc. No se trata de una reunión de seguimiento.
  6. Fomente el trabajo en equipo:  Que cada uno esté en lugares diferentes no es sinónimo de trabajar sólo.  Ponga tareas que la gente pueda desarrollar en equipo, en parejas, en fin, que obligue al equipo a mantener una relación de trabajo productiva y a aprovechar las habilidades de todos. No tenga conversaciones paralelas con miembros del equipo que generen desconfianza.
  7. Transmita y sea ejemplo de hábitos de trabajo productivo: Como líder debe entender cómo trabaja su equipo a distancia, si tienen un sitio adecuado, si se trazan objetivos diarios, si su familia entiende que está trabajando. Aquí es donde es clave entender qué necesita cada uno para trabajar de la mejor manera.  No cometa el error de pensar que la misma fórmula funciona para todos.
  8. Construya Confianza: Ponga fechas y entregables claros.  Hoy es aún más importante entender quienes de su equipo necesitan más seguimiento que otros. No abuse de los medios digitales ni de su “exceso de tiempo libre” para bombardear a sus colaboradores con seguimientos y preguntas innecesarias.  Confíe y sea ejemplo de cumplimiento.
  9. Sea anti-meme:  Hoy su equipo lo que menos espera de usted es que sea foco de cadenas de WhatsApp con chistes flojos, “fake news”, memes o terrorismo digital.  Tenga cuidado usted debe ser foco de credibilidad e información real.  No quiera sobresalir por ser el primero en transmitir información. Hoy corre el riesgo de quedar en ridículo.
  10. Sorpréndalos: Si es posible envíeles a sus colaboradores a su casa un detalle, ojalá algo que puedan compartir en familia y que les recuerde que son importantes para la empresa y que en este momento la familia es fundamental para que puedan trabajar bien.

 

Como ven no hay ninguna ciencia oculta o tecnología de última generación.  Se trata de actuar con sentido común.

Juan Manuel Ardila

Consultor Empresarial

Habla con Nosotros!!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?